Opinión

Lo específico y lo universal: ‘Call me by your name’ y el romance gay

Call_Me_by_Your_Name-865431375-large

Dirección: Luca Guadagnino
Guión: James Ivory
Reparto: Timothée Chalamet, Armie Hammer, Michael Stuhlbarg, Amira Casar, Esther Garrel, Victoire Du Bois
País: Italia Italia
Duración: 130 minutos
Año: 2017

Sinopsis: Ambientada en el norte de Italia en 1983, Call Me By Your Name narra historia de amor entre Elio Perlman (Timothée Chalamet), un adolescente de 17 años y el asistente de su padre, Oliver, (Armie Hammer) [Fuente: Wikipedia].

Elio (Timothée Chalamet) tiene 17 años, domina cuatro idiomas, toca el piano, y lo mismo te interpreta un Bach a lo Busoni que te habla de poesía alemana del siglo XVI. El chico parece que lo sabe todo. Pero cuando Oliver (Armie Hammer), frente a un memorial de la I Guerra Mundial, le pregunta si hay algo que no sepa, reconoce que en realidad no tiene ni idea de nada. De las cosas que de verdad importan, al menos. En esta escena clave de Call me by you name (Luca Guadagnino, 2017), Elio decide abrirse por primera vez. Decide que es mejor hablar que morir. Ha cruzado la frontera: en el sentido físico/fílmico –la cámara acompaña su paso de un lado del monumento al otro- y en el sentido emocional –ha confesado, sin necesidad de explicitarlo, su atracción sexual hacia Oliver. Cuando se reencuentra con él al otro lado, algo ha cambiado entre ambos. “¿Estás diciendo lo que creo que estás diciendo?”.

vlcsnap-2018-02-21-18h10m45s180

La escena me parece la síntesis perfecta de muchas de las cosas que me gustan de Call me by your name. A nivel formal, la sutileza. La certeza de que menos es más, de que se puede contar mucho diciendo muy poco. La sensualidad, la capacidad de capturar el deseo con apenas dos movimientos de cámara. Y a nivel temático, que la película nunca reniegue de su condición de romance gay. Me explico. En muchas ocasiones, las películas que abordan romances LGTB caen en la filosofía de “no es una peli gay o hetero, es una historia de amor universal”. Error: no hay nada peor que maquillar el componente específicamente gay de una historia para resultar más accesible al gran público (el caso de cintas como Brokeback Mountain o The Imitation Game, por ejemplo). La estrategia debería ser la contraria: desde lo específico alcanzar la universalidad. Desde lo específico del cante jondo y el imaginario gitano, Lorca se convirtió en el poeta más importante del siglo XX español. Desde lo más específico de la cultura americana, García Márquez construyó una de las grandes novelas de la historia de la literatura. Y los ejemplos son inagotables: Dickens, Kafka, Almodóvar, Ozu.

vlcsnap-2018-02-21-19h49m11s93

Lo que quiero decir es que Call me by your name consigue exactamente eso: desde la reafirmación de su componente gay –volviendo a la escena, no deja de ser una salida del armario- alcanza la condición de romance universal. No necesita renegar de experiencias y emociones que son propias y específicas del despertar (homo)sexual para que su discurso sobre el primer amor llegue a todo el público. La culpabilidad que Elio siente en la escena del melocotón. La frustración por su deseo hacia Oliver que le lleva a buscar un acercamiento con Marzia (Esther Garrel). Y sobre todo, la conversación que tiene con su padre en la inolvidable escena final. La motivación principal – que no la única- de todos estos momentos del film es el hecho de que Elio se ha enamorado de un hombre en vez de una mujer. Y sin embargo, eso no resta universalidad a su mensaje. La escena padre-hijo del final es el mejor ejemplo. Se produce por la necesidad que tiene Elio de confesar una relación en teoría “prohibida” (de tratarse de una mujer, no sería necesaria la confesión) y encontrar la aceptación y el consuelo de su padre. Pero desde este punto de partida tan específicamente gay se llega a la tesis central de la cinta: que el miedo al dolor no te impida sentir. “Si hay dolor, aliméntalo. Si hay una llama, no la apagues, no seas cruel con lo que sientes. No lo mates, ni con ello el placer que has sentido”. Una tesis universal sobre el amor y los sentimientos. Call me by your name, una película universal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s