Críticas/Estrenos

Crítica, ‘Moonlight’

moonlight-3

Dirección: Barry Jenkins
Guión: Barry Jenkins
Reparto:Trevante Rhodes, Naomie Harris, Mahershala Ali, Ashton Sanders, André Holland,Alex R. Hibbert, Janelle Monáe, Jharrel Jerome, Shariff Earp, Duan Sanderson,Edson Jean
País: Estados Unidos Estados Unidos
Duración: 111 minutos
Año: 2016

Sinopsis: Chiron es un joven afroamericano con una difícil infancia y adolescencia, que crece en una zona conflictiva de Miami. A medida que pasan los años, el joven se descubre a sí mismo intentando sobrevivir en diferentes situaciones. [Fuente: FilmAffinity]

Los que seguimos con interés la carrera hacia el Oscar, sabemos que genera una dinámica donde se polarizar en exceso las opiniones. En 2010, eras de El Discurso del Rey o de La red social. En 2014, o de Birdman o de Boyhood. Y para defender la que de verdad te gustaba, acababas (yo el primero) infravalorando a la contraria, porque al final solo podía ganar una, y tú querías que ganase la tuya porque era mejor y porque sería una injusticia que no ganara porque era mejor, y así hasta el infinito. Fenómeno fan, al fin y al cabo. A día de hoy, Moonlight parece la única contendiente con opciones de vencer a La La Land en la gala del próximo domingo 26 de febrero, y ya se comienza a vislumbrar el jeiterismo de los fans de la una hacia la otra. Pero este año yo no caigo. Admitiendo desde ya que tanto La La Land como Manchester by the Sea me parecen películas superiores (motivos en sus respectivas críticas), eso no impide que Moonlight, con todos sus problemas, sea una cinta interesantísima, de logros envidiables y evidentes. Un film pequeño (eso sí, con Brad Pitt en la producción), que gracias a su excelente recepción crítica se ha metido de lleno en la carrera de premios de este 2017.

Moonlight

Los motivos no son pocos. En el momento social y político que vive Estados Unidos, en primer lugar, nunca está de más que la Academia celebre un film sobre un joven afroamericano y homosexual: la valentía de su director y guionista, Barry Jenkins, al poner sobre la mesa esta historia es digna de admirar. Y sin embargo, Moonlight es un film que trasciende las etiquetas que a priori se le asignan. No se trata de la típica historia que puedes llegar a imaginar, la del pobre niño gay que se enfrenta a una sociedad que no le comprende, y consigue superar sus complejos y los de los que le rodean. Todo en Moonlight es más complejo, profundo y real que eso. Jenkins construye un bellísimo coming of age en el que priman, ante todo, la sensibilidad hacia todo lo que cuenta, y la delicadeza en la elección de cada una de sus imágenes. Su propuesta visual es a la vez poderosa y minimalista, prestando atención a cada detalle y explotando el poder de la imagen como vehículo narrativo, quizás como ninguna de las demás nominadas. Una mano rozando la arena, un niño frente a la inmensidad del mar… Barry Jenkins sabe sacar partido a cada fotograma, y ese talento le augura un futuro más que prometedor en la carrera que construya de aquí en adelante.

moonlight-2

Sin embargo, hay algo en Moonlight que no acaba de funcionar. Dos cosas, en realidad. La primera es que, al menos desde mi punto de vista, el guión tiene un serio problema de verosimilitud cuando el film entra en su tercer acto. Aunque muchos lo consideran el mejor de la cinta (yo me quedo con el segundo), el salto de uno a otro conlleva una evolución del personaje protagonista que no termino de comprender, que no me resulta veraz. Es un giro que el film necesita para abrirse hacia esa brillante escena final, pero hay algo de irreal en el camino que ese adolescente acomplejado y frágil ha tomado en la edad adulta. Más allá de eso, el verdadero problema de Moonlight es que, siendo capaz de admirar la inteligencia con que está narrada (y quizás precisamente por el predominio, ante todo, de esa inteligencia), la cinta nunca acaba de trasmitirme la emoción que su relato le está pidiendo. Se une a esa lista de obras que me fascinan en su construcción narrativa (el cine de Todd Haynes, por ejemplo), pero que no consiguen hacerme vibrar de la forma que sus historias lo necesitan. Pese a ello, Moonlight es una firme candidata a los Oscars de este año, y lo que es más importante, una cinta que, con toda seguridad, ganará mucho con el paso del tiempo.

Nota:
captura-de-pantalla-2017-02-17-17-40-44

Anuncios

Un pensamiento en “Crítica, ‘Moonlight’

  1. Pingback: Oscars 2017: Quiniela | Pequeño hablador de cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s