Críticas/Estrenos

Crítica, ‘La llegada’

Arrival123.jpg

Dirección: Denis Villeneuve
Guión: Eric Heisserer [Relato: Ted Chiang]
Reparto: Amy Adams, Jeremy Renner, Forest Whitaker, Michael Stuhlbarg, Mark O’Brien,Tzi Ma, Nathaly Thibault
País: Estados Unidos Estados Unidos
Duración: 116 minutos
Año: 2016

Sinopsis: Cuando naves extraterrestres comienzan a llegar a distintos lugares de la Tierra, los altos mandos militares del gobierno de los Estados Unidos contratan a una experta lingüista (Amy Adams) para intentar averiguar si los alienígenas vienen en son de paz o suponen una amenaza para la humanidad. [Fuente: FilmAffinity]

El universo Harry Potter (Animales fantásticos y donde encontrarlos) lidera la taquilla desde hace más de una semana, pero la película que está en boca de todos es otra: La llegada, thriller sci-fi dirigido por Denis Villeneuve y protagonizado por Amy Adams y Jeremy Renner. Se ha escrito tanto sobre este largometraje, ya desde su estreno en el pasado Festival de Venecia y su posterior paso por San Sebastián, que me he planteado hasta qué punto se puede aportar algo nuevo o diferente a las interesantísimas (pero quizás excesivamente efusivas) reflexiones publicadas hasta ahora. Sin embargo, aunque no tenga nada mucho más relevante que añadir, no puedo perder la oportunidad que me da este estreno para reivindicar la figura de Denis Villeneuve: tras las notables Incendies (2010), Prisoners (2013) y Sicario (2015), el cineasta canadiense da un nuevo puñetazo en la mesa (y ya van, por lo menos, cuatro) reclamando el lugar que merece como referente ineludible del cine de los últimos años.

arrival_fotopelicula_12496

Con La llegada Villeneuve se adentra en el mundo de la ciencia ficción, un terreno hasta ahora inexplorado en su filmografía. Lo hace, como no podía ser de otra manera, respetando la esencia fundamental del género: más allá de una premisa argumental u otra (en este caso, la llegada de unas naves extraterrestres a la Tierra), ha de haber una profunda carga de reflexión sobre nuestra condición humana. Y pocas cosas hay más humanas que las claves temáticas del film: tiempo, lenguaje, identidad. Villeneuve explora debates de profundo calado. Cómo el lenguaje puede (o no) influir en la forma en que concebimos la realidad, y resultar una herramienta fundamental en la comunicación. Cómo nuestra forma de actuar está definida por la manera en que percibidos el tiempo; cómo, si esta percepción varía (de lo lineal a lo simultáneo), las motivaciones que guían nuestra vida pueden verse desde una nueva perspectiva. Cómo, en definitiva, lo que nos hace humanos resulta decisivo en la construcción de nuestra identidad, aunque no seamos conscientes de ello.

arrival_fotopelicula_11550

Lo más sorprendente de todo no es tanto la profundidad de la temática, sino la habilidad con la que ésta es expuesta en la película. Todas son cuestiones de una complejidad teórica apabullante, que sin embargo se despliegan en el film de forma natural, sin alardes de sabiduría vacua sino con el objetivo de plantear la pregunta (y nunca la respuesta) ante el espectador. Ahora bien, Villeneuve (exactamente igual que en Sicario) juega todas sus cartas en el tercer acto de la cinta: los temas están ahí desde el principio, pero no es hasta bien entrada la segunda mitad del metraje cuando todas las piezas encajan y el poderío del film emerge con sentido pleno. La apuesta resulta evidentemente efectiva, pero se echa de menos algo de fuerza en el primer tramo de la obra. En cierto modo, es una estrategia similar a la de Christopher Nolan en muchos de sus films, pero con una profundidad filosófica mayor (me extraña, la verdad, la escasez de comparaciones con Interstellar) y con un dominio narrativo quizás algo más mermado. En cualquier caso, la cinta ha convencido a la crítica tanto nacional como internacional, y asegura un muy buen pronóstico para el próximo proyecto del cineasta: una nueva incursión en la ciencia ficción con la esperadísima secuela de Blade Runner, que se estrenará en 2017.

Nota:
captura-de-pantalla-2016-11-27-19-55-52

Anuncios

Un pensamiento en “Crítica, ‘La llegada’

  1. Pingback: Oscars 2017: Quiniela | Pequeño hablador de cine

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s