Festival de Sevilla 2016 (SEFF'16)

Pequeño hablador en el SEFF’16: Conclusiones y Top 10

Hoy se cumple una semana de la clausura del Festival de Cine Europeo de Sevilla. Tras cinco días intensos y llenos de proyecciones, conferencias de prensa y encuentros, necesitaba al menos un pequeño espacio de tiempo para digerir todo lo acontecido en el certamen de este 2016. Y con la perspectiva que da el haber reflexionado en frío acerca de la experiencia, las conclusiones son dos (y ambas positivas). Por un lado, el SEFF ha demostrado, un año más, su condición de referente absoluto en el circuito de festivales a nivel nacional. Por su organización y su variedad, pero sobre todo por el impresionante nivel de su programación, que ha roto con todas las expectativas que podía tener de antemano. Nivel, además, que ha sido reconocido en su acertadísimo palmarés: la victoria de Ma Loute, la última cinta de Bruno Dumont, es incontestable.

Pero por otro lado, la reflexión en torno al festival me hace plantearme otra pregunta: ¿hacia dónde va el cine europeo en la actualidad? ¿Qué nos ofrecen las cintas presentadas en las distintas secciones del certamen? Nos presentan un cine que, lejos de la muerte que predicen los críticos más agoreros, goza de una fascinante variedad. La revitalización de la comedia de obras como Ma Loute o Toni Erdmann, el talento de cineastas jóvenes como Guðmundur Arnar Guðmundsson (Heartstone) o Tomasz Wasilewski (United States of Love), o el compromiso con la realidad de Mister Universo o Safari: todos son motivos para celebrar la calidad de la cinematografía europea. Un cine que, en tiempos de crisis, sabe afrontar la actualidad más polémica (Nocturama), y buscar nuevos caminos e historias (la originalidad prima en muchas de las propuestas), hasta la ruptura formal con las formas narrativas dominantes (Malgré la nuit).

Como muestra de todo ello, aquí está el ranking con las diez mejores cintas del festival. Sevilla, hasta el año que viene.

10. Land of mine, de Martin ZandvlietDinamarca Dinamarca) | Selección EFA
Abrimos el ranking del festival con la representante danesa para los próximos premios Oscar. Situada inmediatamente tras el final de la II Guerra Mundial, esta cinta aborda sin concesiones ni medias tintas la historia de un grupo de jóvenes alemanes que, tras la retirada nazi, son forzados a limpiar de minas la costa danesa. Tal cual. Este oscuro episodio histórico es narrado por Zandvliet con garra y ritmo, pero su extrema (quizás excesiva) dureza genera una sensación constante de angustia que te acompaña hasta mucho después del final de la proyección. Y sin embargo, si bien no es apta para espíritus sensibles, sí conecta muy bien con el público, gracias sobre todo a su hábil manejo de la empatía como baza narrativa fundamental, y a ciertas técnicas de manipulación emocional que me generan algunos problemas como espectador.  Aun así, es innegable que te mantiene con el corazón en un puño durante sus 100 minutos de metraje, que además sabe emocionar, y que gana muchos enteros en el recuerdo. Oiremos hablar de ella. [7]

land-of-mine-bajo-la-arena-8

9. Safari, de Ulrich SeidlAustria Austria) | Sección Oficial
La única cinta documental a concurso en la edición de este año. El director austriaco Ulrich Seidl, del que reconozco no haber visto obras anteriores, es el responsable de Safari: una aproximación al mundo de la caza en África a manos de turistas y residentes europeos. Sin que el tema me resultase a priori apasionante, su presentación en el film resulta muy interesante. ¿Por qué? Porque Siedl parece simplemente retratar la realidad que se encuentra, pero su manera de filtrar esa realidad y posicionarse contra ella es puramente cinematográfica. No hay una voz en off machacona que te dice lo malos que son los cazadores, sino una enorme sutileza en la composición de planos, así como en la edición, que sacan a relucir la hipocresía y las contradicciones de estas prácticas. Parece evidente que hay un una toma de posición, pero este juicio resulta tan irónico como feroz, tan sutil como efectivo. Y aunque lo que ves es presentado como cotidiano y normal, muchas de las imágenes de este film tardarán en borrarse de mi memoria. [7]

safari1

8. Heartstone, de Guðmundur Arnar GuðmundssonIslandia Islandia) | Sección Oficial
El cine islandés demuestra una vez más su buen estado de forma. Si el pasado año encadenó  los triunfos de Sparrows (Rúnar Rúnarsson, 2015) en el Festival de San Sebastián y Rams: el valle de los carneros (Grímur Hákonarson, 2015) en el de Valladolid, este año la representante islandesa del SEFF estará seguro en las quinielas de cara al palmarés final. Heartstone, procedente del pasado Festival de Venecia, es un notable drama sobre la compleja adolescencia de dos jóvenes y su turbulento despertar sexual. La cinta explora el nacimiento de la sexualidad (tanto en su vertiente hetero como, sobre todo, homosexual) alejada de tópicos, profundizando en los conflictos y dando muestra de una sensibilidad y ternura contagiosas. Quizás algunas de sus decisiones narrativas sean discutibles, y su metraje de más de dos horas resulte excesivo (y algo reiterativo), pero a este coming of age gay no se le pueden negar sus méritos: su historia deja un profundo poso, y su secuencia final es un ejemplo de cómo sí cerrar una película. Una ópera prima, en definitiva, que desborda talento: Guðmundur Arnar Guðmundsson, pese a ser difícilmente pronunciable, es un nombre del que seguro oiremos hablar. [7]

heartstone

7. Juste la fin du monde, de Xavier DolanCanadá Canadá) | Sección Oficial
Necesitaría más tiempo del que dispongo para analizar en profundidad la nueva cinta de uno de mis cineastas favoritos. Y sin embargo, sí hay una idea que puedo ya articular: si bien la sombra de Mommy es alargada, Sólo el fin del mundo vuelve a demostrar el desbordante talento de Xavier Dolan. Se trata de su cinta más teatral y dialogada, pero su esencia sigue allí: en la complejidad de sus personajes, en su excelente dirección de actores, en sus gloriosos momentos musicales, en su apuesta por el primer plano para involucrar al espectador. Sus constantes (del estilo videoclipero al uso de la madre como eje central de la familia) siguen allí. Y eso es quizás lo que más admiro del canadiense: pese a los (muchos) palos que se ha llevado por parte de importantes sectores de la crítica, Dolan sigue siendo Dolan. Con todos sus excesos, pero con la misma frescura de siempre. Y aunque oiréis que en su última película hay muchos gritos y mucha intensidad emocional, el talento del realizador nos vuelve a desarmar con esta historia sobre la complejidad de la familia y el ajuste de cuentas con el pasado. Interesantísima y cargada de verdad, Sólo el fin del mundo está por méritos propios entre lo mejor del festival. [7]

solo-el-fin-del-mundo_2

6. United States of Love, de Tomasz WasilewskiPolonia Polonia) | Sección Oficial
Desde Polonia, y tras su exitoso paso por el pasado Festival de Berlín, aterrizaba en el SEFF United States of Love: un drama femenino que aborda las historias de cuatro mujeres en la Europa del Este de los años 90. En la línea de cintas anteriores como Las horas (Stephen Daldry, 2002) o la española De tu ventana a la mía (Paula Ortiz, 2011), pero esta vez compartiendo el mismo y el mismo momento temporal, estas mujeres están unidas por un sentimiento común: la insatisfacción vital, la frustración producto de un amor que o bien es imposible, o bien está abocado al fracaso. Wasilewski reúne estos distintos estados de amor (de ahí el título) y los entrelaza de forma muy inteligente, construyendo un preciso guión que fue premiado en Berlín y que aspira al premio de la Academia Europea (EFA). Junto a esa solidez narrativa, además, la fuerza de la puesta en escena (de una muy acertada frialdad) atrapa al espectador en el conflicto de estas mujeres que se asfixian en su propio entorno, que tratan sin éxito de satisfacer sus deseos. Aunque no levantó pasiones entre los asistentes al festival, es un gran ejemplo del drama sobrio y profundo más puramente europeo. [7.5]

usl_still_1

5. Mister Universo, de Tizza Covi y Rainer FrimmelAustria Austria) | Sección Oficial
El mundo circense siempre ha tenido un extraño poder de fascinación para el cine. De La parada de los monstruos (Todd Browning, 1932) a Balada triste de trompeta (Alex de la Iglesia, 2010), el circo ha sido objeto de abundantes y diversos enfoques, que han tendido a incidir en su carácter excéntrico e inusual. Mister Universo recoge el guante de toda esta tradición, y con un estilo casi neorrealista (ecos al Fellini de La Strada) nos transporta a la atmósfera circense del siglo XXI. ¿Incide, una vez más, en la extravagancia de este mundo? Ni mucho menos: pese a la inevitable decadencia de estos ambientes, la mirada de Covi y Frimmel nos desmonta por su honestidad, su ternura y su humanidad. La cinta respira verdad en su aproximación a las vidas de estos artistas circenses modernos, y con una enorme sencillez es capaz de emocionarnos en su discurso sobre la familia, la superstición o la vejez. Pocas películas muestran tan claramente el amor que sus realizadores sienten por los personajes en pantalla. Sin duda, una de las sorpresas más gratas de la Sección Oficial en este SEFF 2016. [7.5]

mister_universo_2

4. Toni Erdmann, de Maren AdeAlemania Alemania) | Selección EFA
No me cansaré de decir que las expectativas son decisivas a la hora de enfrentarte a una película, y desde luego juegan un papel crucial cuando vas a ver la película más alabada por la crítica en lo que va de año. Desde su estreno en el pasado Festival de Cannes, Toni Erdmann ha estado en boca de todos: de obra maestra a comedia del año, se ha llegado a decir que silencia a aquellos que creen que el cine ha muerto. Y yo, aunque me suele gustar lo de llevar la contraria, no puedo sino unirme a esta corriente de entusiasmo: a pesar de su extenso metraje y sus altibajos, la cinta de Maren Ade es ingeniosa en lo que propone e hilarante en su ejecución, y además tiene la mejor escena que vas a ver en cines este año (el brunch de cumpleaños). Su humor es desbordante, sí, pero es que su reflexión en torno a la paternidad es de una ternura, profundidad y sutileza envidiables. Los aplausos espontáneos en la sala y la ovación final confirman lo que es un hecho: Toni Erdmann es una de las cintas del año, y estará seguro en la pelea por el Oscar a la mejor película extranjera. [8]

toni_erdmann-493058302-large

3. Nocturama, de Bertrand Bonello Francia Francia) | Sección Oficial (Fuera de Concurso)
En un momento de Nocturama, uno de los personajes aconseja a otro (los protagonistas son todos jóvenes de 18-20 años) sobre cómo escribir una buena disertación para clase: la tesis puede ser tan extrema como quieras, porque lo importante es abrir debate. Y Bonello, efectivamente, ha desembarcado en el SEFF 2016 aplicándose su propia lección: su última película es una verdadera bomba de relojería. Tan frenética como polémica, Nocturama compone un salvaje retrato de la juventud en tiempos de crisis, una controvertida exploración del origen del terror y el terrorismo. Lo que me fascina de la cinta es su habilidad para situar al espectador en una posición muy incómoda, compleja, en la que te obliga a cuestionamientos y preguntas cuya respuesta no siempre se explicita en el film. Una posición en la que llegas a sentir empatía por personajes cuyas decisiones son difíciles de compartir. Su narrativa, fuertemente influida por el Elephant de Gus van Sant, resulta muy efectiva en ese sentido, y consigue involucrar al espectador de forma absoluta. Las reacciones que genera a partir de ahí, con toda seguridad, estarán muy polarizadas, pero una cosa sí está clara: Nocturama no deja indiferente a nadie. Una de las cintas del festival. [8]

NOCTURAMA - Still 11.jpg

2. El día más feliz en la vida de Olli Mäki, de Juho Kuosmanenn Finlandia Finlandia) | Selección EFA
Ay, cómo se agradecen en un festival, cuando llevas cinco dramas desgarradores seguidos, una cinta tan tierna, honesta, sencilla e inteligente como El día más feliz en la vida de Olli Mäki. El cineasta finlandés Juho Kuosmanenn se marca una ópera prima memorable con este hermoso cuento sobre la felicidad, que bascula de forma muy hábil entre la épica del cine de boxeo y la más entrañable historia de amor. Ni rastro de los típicos tics de principiante: el director tiene las ideas muy claras, y controla cada milímetro de su narración, del fantástico envoltorio de época (con fotografía en blanco y negro) al planteamiento de sus temas centrales. El fracaso, la ambición, y sobre todo la felicidad son las claves de una cinta que nos traspasa con su empatía y nos invita a reflexionar sobre las prioridades de cada uno. ¿Falta riesgo? Quizás. ¿Resulta previsible? Pues un poco. Pero ello no impide disfrutar sus 90 minutos de principio a fin. El premio Una cierta mirada que recibió en el pasado Festival de Cannes lo tiene más que merecido, y esperemos que pueda llegar a la carrera por el Oscar. [8]

the-happiest-day-in-the-life-of-olli-maki_1

1. Ma Loute, de Bruno Dumont Francia Francia) | Sección Oficial
Qué bien le sienta la comedia a Bruno Dumont. El director francés, responsable de títulos como L’humanité Camille Claudel 1915, ha desarrollado en su cine, durante buena parte de su carrera, una vertiente extrema del realismo, que resulta brutal y desasosegante para muchos espectadores. Y sin embargo, su último largometraje discurre por otros derroteros: los de la comedia más salvaje, absurda e hilarante que pueda haber. A medio camino entre Amanece que no es poco (José Luis Cuerda, 1989) y el mejor Fellini (con un homenaje velado a 8 y medio en la escena final), Dumont engendra en Ma Loute una divertidísima y descarnada sátira de las altas esferas de la sociedad, que hipnotiza con su estética y saca el máximo partido al humor más básico y absurdo. Sus personajes (gracias al imponente trabajo de todo el cast) aúnan excentricidad y ternura, y te imbuyen en su peculiar universo. Seguro que la tildarán de excesiva, vacía o grotesca, pero es un verdadero logro en cuanto a su originalidad y, por encima de todo, su capacidad para hacer reír (a carcajada viva). Merecidísimo Giraldillo de Oro de un SEFF inolvidable. [8.5]

ma-loute-photo-r-arpajou-%e2%88%8f-3b_ref-arp3201

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s