Festival de Sevilla 2016 (SEFF'16)

Pequeño hablador en el SEFF’16: Día 3

Una nueva jornada en el Festival de Cine Europeo de Sevilla. El acento francés y la alta calidad han marcado las películas de este jueves 11. He visto:

1. United States of Love, de Tomasz WasilewskiPolonia Polonia) | Sección Oficial
Desde Polonia, y tras su exitoso paso por el pasado Festival de Berlín, aterriza en el SEFF United States of Love: un drama femenino que aborda las historias de cuatro mujeres en la Europa del Este de los años 90. En la línea de cintas anteriores como Las horas (Stephen Daldry, 2002) o la española De tu ventana a la mía (Paula Ortiz, 2011), pero esta vez compartiendo el mismo y el mismo momento temporal, estas mujeres están unidas por un sentimiento común: la insatisfacción vital, la frustración producto de un amor que o bien es imposible, o bien está abocado al fracaso. Wasilewski reúne estos distintos estados de amor (de ahí el título) y los entrelaza de forma muy inteligente, construyendo un preciso guión que fue premiado en Berlín y que aspira al premio de la Academia Europea (EFA). Junto a esa solidez narrativa, además, la fuerza de la puesta en escena (de una muy acertada frialdad) atrapa al espectador en el conflicto de estas mujeres que se asfixian en su propio entorno, que tratan sin éxito de satisfacer sus deseos. Aunque no ha levantado pasiones entre los asistentes a la proyección, es un gran ejemplo del drama sobrio y profundo más puramente europeo. [7]

USL_still_1.jpg

2. El día más feliz en la vida de Olli Mäki, de Juho KuosmanennFinlandia Finlandia) | Selección EFA
Ay, cómo se agradecen en un festival, cuando llevas cinco dramas desgarradores seguidos, una cinta tan tierna, honesta, sencilla e inteligente como El día más feliz en la vida de Olli Mäki. El cineasta finlandés Juho Kuosmanenn se marca una ópera prima memorable con este hermoso cuento sobre la felicidad, que bascula de forma muy hábil entre la épica del cine de boxeo y la más entrañable historia de amor. Ni rastro de los típicos tics de principiante: el director tiene las ideas muy claras, y controla cada milímetro de su narración, del fantástico envoltorio de época (con fotografía en blanco y negro) al planteamiento de sus temas centrales. El fracaso, la ambición, y sobre todo la felicidad son las claves de una cinta que nos traspasa con su empatía y nos invita a reflexionar sobre las prioridades de cada uno. ¿Falta riesgo? Quizás. ¿Resulta previsible? Pues un poco. Pero ello no impide disfrutar sus 90 minutos de principio a fin. El premio Una cierta mirada que recibió en el pasado Festival de Cannes lo tiene más que merecido, y esperemos que pueda llegar a la carrera por el Oscar. [8]

olli-maki

3. Nocturama, de Bertrand BonelloFrancia Francia) | Sección Oficial (Fuera de Concurso)
En un momento de Nocturama, uno de los personajes aconseja a otro (los protagonistas son todos jóvenes de 18-20 años) sobre cómo escribir una buena disertación para clase: la tesis puede ser tan extrema como quieras, porque lo importante es abrir debate. Y Bonello, efectivamente, ha desembarcado en el SEFF 2016 aplicándose su propia lección: su última película es una verdadera bomba de relojería. Tan frenética como polémica, Nocturama compone un salvaje retrato de la juventud en tiempos de crisis, una controvertida exploración del origen del terror y el terrorismo. Lo que me fascina de la cinta es su habilidad para situar al espectador en una posición muy incómoda, compleja, en la que te obliga a cuestionamientos y preguntas cuya respuesta no siempre se explicita en el film. Una posición en la que llegas a sentir empatía por personajes cuyas decisiones son difíciles de compartir. Su narrativa, fuertemente influida por el Elephant de Gus van Sant, resulta muy efectiva en ese sentido, y consigue involucrar al espectador de forma absoluta. Las reacciones que genera a partir de ahí, con toda seguridad, estarán muy polarizadas, pero una cosa sí está clara: Nocturama no deja indiferente a nadie. Una de las cintas del festival. [8]

nocturama-still-5

4. Personal Shopper, de Olivier AssayasFrancia Francia) | Sección Oficial
Una de las primeras cosas que recuerdo haber escrito para el blog, hace ya casi año y medio, fue una crítica muy positiva de Viaje a Sils María, en la que defendía a Olivier Assayas como un cineasta sutil e inteligente, con un dominio absoluto de su narrativa. Por eso me duele admitir la decepción que supone Personal Shopper, su último largometraje, que a pesar de haberse alzado con el premio al Mejor Director en el pasado Festival de Cannes, no figura entre las mejores obras de su carrera. La cinta, a medio camino entre el drama y el terror psicológico, tiene un planteamiento muy atractivo: en las primeras escenas, la narración sí consigue atraparnos en el misterio que expone. Sin embargo, Assayas se va perdiendo en las distintas intrigas que entrelaza, y nunca acaba de concretar hacia dónde quiere dirigir su film. Me interesa y me confunde al mismo tiempo. Eso sí, lo que se mantiene constante a lo largo de toda la cinta es la fascinación que el director profesa hacia Kristen Stewart: la forma de filmar a su actriz fetiche demuestra una confianza ciega en su talento interpretativo (del que, dicho sea de paso, da buena cuenta el último plano de la película).  Kristen, muy bien; Assayas, no tanto. [5.5]

personal-shopper_2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s