Festival de Sevilla 2016 (SEFF'16)

Pequeño hablador en el SEFF’16: Día 2

El SEFF continúa su andadura en esta edición de 2016, y ayer fue un día con una protagonista absoluta: Valeria Bruni-Tedeschi, actriz y directora francesa (presente en Ma Loute, film del que hablamos ayer) que fue con galardonada con el Giraldillo de Oro por su polifacética labor en el mundo del cine. Homenajes y estrellas a parte, la competición sigue su curso, y sigue manteniendo un nivel sorprendentemente alto (con contadas excepciones, como la que se analiza más abajo). Tres son las cintas (sí, solo tres, también hay que ver Sevilla) que componen el segundo día de cobertura en Pequeño hablador de cine:

1. Safari, de Ulrich SeidlAustria Austria) | Sección Oficial
Cambio de tercio en la competición del festival, con la primera (y única) cinta documental a concurso en la edición de este año. El director austriaco Ulrich Seidl, del que reconozco no haber visto obras anteriores, es el responsable de Safari: una aproximación al mundo de la caza en África a manos de turistas y residentes europeos. Sin que el tema me resultase a priori apasionante, su presentación en el film resulta muy interesante. ¿Por qué? Porque Siedl parece simplemente retratar la realidad que se encuentra, pero su manera de filtrar esa realidad y posicionarse contra ella es puramente cinematográfica. No hay una voz en off machacona que te dice lo malos que son los cazadores, sino una enorme sutileza en la composición de planos, así como en la edición, que sacan a relucir la hipocresía y las contradicciones de estas prácticas. Parece evidente que hay un una toma de posición, pero este juicio resulta tan irónico como feroz, tan sutil como efectivo. Y aunque lo que ves es presentado como cotidiano y normal, muchas de las imágenes de este film tardarán en borrarse de mi memoria. [7]

safari1

2. Malgré la nuit, de Philippe GrandrieuxFrancia Francia) | Sección Oficial
Cuando parecía que la competición oficial mantendría su altísimo nivel hasta el final del festival, llegó la proyección de Malgré la nuit. Como uno de los pocos valientes que han soportado sus 150 minutos de duración sin abandonar la sala, me siento en el derecho de opinar. Y de decir que no entiendo qué pretende contar o sugerir esta película. Se trata, en apariencia, de la historia de amor de unos jóvenes muy dados a los excesos (drogas, sexo) en un París crepuscular y enfebrecido. Una especie de aproximación personal a la turbulencia del amor y el sexo. Lo que yo percibo, sin embargo, no es sino una sucesión de escenas sin sentido, con diálogos de los más trascendentales e intensitos, musiquita de piano, cámara lenta y mucho sexo gratuito. El tormento o la intensidad que pretende transmitir, su intento de captar el amor y la perversión de sus personajes, resultan totalmente fallidos. El envoltorio puede atraparte durante 20 o 30 minutos, pero las dos horas y media son un exceso para una cinta vacía de verdaderos conflictos. Ni una excelente actriz como es Ariane Labed (musa y mujer de Yorgos Lanthimos) hace que merezca la pena. [3]

malgre_1

3. Mimosas, de Oliver LaxeEspaña España) | Sección Oficial
Y si Safari es la única cinta documental en Sección Oficial, Mimosas emerge como la única representante española a competición. El segundo largometraje en la trayectoria de Oliver Laxe desembarca en el SEFF’16 tras su exitoso paso por el pasado Festival de Cannes, donde se alzó con el máximo galardón de la Semana de la Crítica. ¿Qué es Mimosas? La cinta aborda el viaje, tanto geográfico como espiritual, de Ahmed, Said y Shakib, un trío de personajes que cruzan las montañas de Marruecos para enterrar un cuerpo. Con la premisa del camino como viaje y evolución, la aventura de los protagonistas permite a Laxe contraponer dos actitudes vitales distintas, el escepticismo frente al optimismo, y levantar la cinta en torno a ellas. Sin embargo, reducir la película a un nivel meramente narrativo sería insuficiente: hay en ella un componente espiritual y metafórico, una atmósfera tan íntima, personal e hipnótica que invita a (en palabras del propio Laxe) sentir el film por encima de interpretaciones. Esta distinción es pertinente a la hora de valorar Mimosas: como experiencia visual sí me atrapa, pero como artefacto narrativo me pierdo algo en su complejidad y su excesiva trascendencia. Aun así, tiene muchas de posibilidades de colarse en el palmarés final. [6]

mimosas_img-05

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s