Oscars 2016/Premios

Oscars 2016: Mejor actriz

Quedan muy pocos días para la entrega de los Oscars. Cinco actrices pisarán la alfombra roja con posibilidades de llevarse la estatuilla a casa, aunque una parte con clara ventaja respecto a sus compañeras. ¿Quién será la vencedora en la categoría de Mejor actriz? Las nominadas son:

Cate Blanchett, por Carol
La actriz australiana salda su segunda colaboración con Todd Haynes mediante una nueva nominación al Oscar, la séptima de su carrera. Con dos victorias ya en su haber, una como actriz de reparto (en 2004, por El aviador) y otra como protagonista (en 2013, hace tan solo dos años, por Blue Jasmine), Cate recorrerá la alfombra roja tranquila, acostumbrada ya a este tipo de lances y sabedora de que, por la dinámica de la carrera y la proximidad de su último triunfo, sus opciones de reeditarlo son más bien escasas. Y en el fondo, el hecho de ganar o no hacerlo debería importarle más bien poco: es una de las mejores actrices a nivel mundial, por lo que no necesita de más premios para afianzar una carrera ya de sobra consolidada. La nominación, en sí misma, es ya un reconocimiento a uno de los trabajos más apabullantes y delicados del año. La Carol Aird a la que da vida desborda sensualidad y elegancia. La actriz pone su arte a disposición de una mujer compleja, vital y sensible, que es capaz de desarmar al espectador con una mirada. Su trabajo, junto al de su compañera Rooney Mara, es el motor que permite que la película funcione, transmita y emocione. Cate Blanchett no necesita más premios: su interpretación habla por sí sola.

carol 6

Brie Larson, por Room
Mientras Blanchett disfruta de la tranquilidad de la veterana y anteriormente ganadora, otras sí se juegan mucho en esta edición de los Oscars. Brie Larson llegará a la alfombra roja como la favorita de la categoría, pues su actuación en Room le ha permitido hasta ahora alzarse con todos los premios importantes de la temporada: ganó el Globo de Oro, ganó el SAG e incluso el BAFTA, derrotando en su propia casa a la británica Charlotte Rampling. Con estos antecedentes, sería una verdadera sorpresa que alguien le arrebatara la estatuilla en el último momento. ¿Argumentos a su favor? Su interpretación parece responder al prototipo de papel “oscarizable”: emotivo dramón en el que dispone de algunas escenas para su lucimiento, y en el que la química con su compañero de reparto (el jovencísimo y omnipresente Jacob Tremblay) ablandará seguro el corazoncito de los votantes. Además, Room ha gustado bastante a los académicos, pues se ha conseguido colar entre los nominados de película y dirección. El triunfo de la actriz sería una forma de premiar a la cinta en la única de las categorías en la que a priori tiene opciones de salir victoriosa. Conclusión: será una verdadera sorpresa que Brie Larson no salga del Kodak Theatre con el Oscar bajo el brazo.

actriz1

Jennifer Lawrence, por Joy
Los que me conocen saben que pocas cosas me gustan más en este mundo que despotricar de Jennifer Lawrence cuando surge la ocasión. Y la (nada menos que) cuarta nominación de la actriz estadounidense en seis años es una oportunidad de oro para ello. Lo tengo que decir: basta ya de nominar a JLaw por cada una de las películas que hace, ni que fuese Meryl Streep. Puedo entender que es la chica más simpática y espontánea que ha pisado Hollywood en mucho tiempo, e incluso disfruto de muchas de las entrevistas, anécdotas y pifias que nos regala. Pero sobrevalorar su trabajo de la forma en que se hace solo es un perjuicio para ella. Lawrence es una grandísima actriz, capaz de triunfar con todo aquello que se proponga, pero, creedme, no hay necesidad de nominarla todos los años: su papel en Joy es sin duda lo más atractivo de la película (de la que despotricaré si eso otro día), pero no está entre las cinco mejores interpretaciones del año, y menos habiendo dejado fuera a potenciales nominadas como Charlize Theron (Mad Max). Por fortuna, su segundo Oscar queda todavía lejos, o por lo menos no llegará este año. Llegará el día en que celebre ese segundo triunfo, pero será cuando verdaderamente lo merezca.

actriz2

Charlotte Rampling, por 45 Years
Parece la veterana de la categoría, pero esta es la primera nominación cosechada por Charlotte Rampling en su ya dilatada carrera. La actriz responde al perfil de intérprete europea que consigue colarse en el quinteto final por una película ajena al mercado hollywoodiense, siguiendo la senda marcada, en recientes ediciones, por Penélope Cruz (Volver), Marion Cotillard (La vida en rosa, Dos días y una noche), o Emmanuelle Riva (Amour). Con la salvedad de Cotillard en 2007, este tipo de aventuras suelen conformarse con la nominación, y todo parece indicar que este será también el desenlace en el caso de Rampling. Aun así, su presencia en la gala es todo un reconocimiento a su gran trabajo en 45 años. En una cinta llena de silencios y enigmas, la actriz es capaz de transmitir todo lo que el espectador necesita saber a través de sus gestos y miradas. Para evitar el spoiler, no entraré en detalles innecesarios, pero los que han visto el filme lo entenderán: las dos secuencias finales son un verdadero recital en el que, sin mediar palabra, Rampling concluye la historia de una forma apasionante. No ganará el Oscar, pero ojalá la nominación de visibilidad a su película: una pequeña joya.

actriz3

Saoirse Ronan, por Brooklyn
Por su juventud, podría dar la impresión de que Saoirse Ronan es una recién llegada al mundo que rodea los Oscars, pero la actriz ya conoce lo que es pelear por llevarse la estatuilla: consiguió su primera nominación en 2007 por Expiación, como mejor secundaria, cuando tenía tan solo 13 años. Desde entonces, se ha ido haciendo un sitio en la industria y ha tenido una presencia notable en cintas como The Lovely Bones, Hanna o El gran hotel Budapest hasta llegar a Brooklyn, filme que le ha valido una nueva nominación, esta vez como protagonista. La actriz interpreta a una emigrante irlandesa que busca un futuro mejor en los Estados Unidos, y toda la película gira entorno a sus experiencias allí. Ronan es el alma la de la historia, y es capaz de darle veracidad para que emocione al espectador. Su sencillez desarma y su intensidad cautiva. Hasta que apareció Brie Larson en la carrera, el Oscar parecía suyo, pero la tónica que ha seguido la carrera augura un desenlace algo amargo para la joven actriz. Ojalá el futuro le traiga nuevas oportunidades de llevarse el premio a casa.

actriz4

Ganará: Brie Larson, por Room
Podría ganar: Saoirse Ronan, por Brooklyn
Debería ganar: Cate Blanchett, por Carol
Debería estar nominada: Charlize Theron, por Mad Max: Fury Road

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s