Oscars 2016/Premios

Oscars 2016: Mejor actor secundario

Categoría con un claro favorito, pero dadas todas las sorpresas que ha ido dando la carrera, nada está asegurado. Los nominados son:

Christian Bale, por La gran apuesta
De todos los grandes nombres que pueblan el cast de La gran apuesta (Brad Pitt, Steve Carrel, Ryan Gosling…), Bale ha sido el único en conseguir la mención de la Academia. Si bien es con seguridad el intérprete más destacado de la cinta, está lejos de merecer una nominación al Óscar. Y no porque él no sea uno de los grandes actores de su generación, sino porque la cinta diseña personajes tan planos y funcionales que es difícil que, incluso alguien como él, pueda darles algo más que carisma. No todo el mundo comparte esta opinión, pues su presencia en la carrera ha sido la más constante de los cinco candidatos. Sin embargo, tampoco parece que el próximo 28 de febrero vaya a ser su noche. ¿Motivo? Es el único que ya tiene el Óscar en su haber (lo ganó por The Fighter en 2010), y quizás es demasiado pronto para un segundo triunfo en la misma categoría.

THE BIG SHORT

Tom Hardy, por El renacido
Pocos le esperaban en la terna de nominados, pero beneficiado del tirón de El renacido entre los votantes, Tom Hardy ha conseguido colarse en el quinteto finalista. El actor británico logra así su primera nominación a los premios de la Academia, completando el que ha sido uno de los mejores años de su carrera, tanto por su presencia en la cinta de Iñárritu, como (sobre todo) por su rol protagonista en la nueva entrega de la saga Mad Max, también nominada en la categoría de Mejor Película. Año redondo el de Hardy, que no parece que vaya a culminarse con victoria en la categoría. Posiblemente, tendrá que conformarse con disfrutar de su presencia entre los nominados, y esperar a que su carrera, en clara ascensión, le permita volver algún día a alfombra roja con serias opciones de premio. A priori, este 2016 parece algo pronto para consagrarlo.

THE REVENANT

Mark Ruffalo, por Spotlight
Spotlight es una película concebida de manera muy coral, en la que todos sus actores trabajan, no por su lucimiento personal, sino por crear un clima intenso que beneficie el desarrollo de la cinta. Pero, de forma inevitable, entre todos ellos acaba destacando uno, que sin ser el más protagonista ni tener las escenas más intensas, construye el personaje más complejo, tierno y atractivo de todos: Mark Ruffalo y su Michael Rezendes. El actor sabe trasmitirnos la interioridad de un personaje al que tan sólo conocemos en el ámbito laboral, y sabe humanizarlo a través de su dicción, sus gestos, sus movimientos y sus miradas. De cualquier forma, Ruffalo no hace sino confirmar el potencial que ya demostró el año pasado en Foxcatcher, y en tantos otros de sus roles en los últimos años. ¿Cuánto tendrá que esperar para recibir un más que merecido reconocimiento en forma de Oscar? Si del blog depende, el próximo domingo puede ser su noche.

null

Mark Rylance, por El puente de los espías
Muchos de los seguidores de la carrera hemos pasado, en uno u otro momento, por el trámite de preguntarnos: ¿quién es Mark Rylance y por qué es uno de los favoritos de la categoría? Este actor británico, consagrado en el mundo del teatro pero desconocido para el gran público, empezó a sonar en las quinielas de forma muy temprana, desde el estreno de El puente de los espías en el Festival de Nueva York. Y ciertamente, su rol en el último largometraje de Steven Spielberg es de lejos el mayor atractivo de la cinta. El espía soviético al que da vida es de los pocos elementos que se salvan de un tufillo maniqueo que se va a apoderando poco a poco de la película (sobre todo en la segunda mitad). Rylance sabe sin embargo cargar de matices a su personaje en una interpretación tan comedida como efectiva. Por todos es sabido que lo comedido no suele ser tan del gusto de la Academia como lo grandilocuente y excesivo. Si a esto le sumamos el perfil “desconocido” del actor, cuesta creer que pueda ser el vencedor de la categoría. En todo caso, su victoria en muchos círculos de críticos y en los BAFTA británicos le mantendrá con opciones hasta el último momento.

ST. JAMES PLACE

Sylvester Stallone, por Creed: La leyenda de Rocky
Corría el año 1976 cuando un desconocido Sylvester Stallone saltó a la fama como actor y guionista del mítico largometraje Rocky. La cinta tuvo tal repercusión que acabó por ganar ese mismo año tres premios Oscar: mejor película, mejor director y mejor montaje, imponiéndose a clásicos como Taxi Driver o Todos los hombres del presidente. La victoria del amigo Sly fue sin embargo agridulce, pues acabó derrotado en las dos categorías en las que competía. 40 años han tenido que pasar para que la carrera de Stallone (dedicada, fundamentalmente, a las sagas de Rocky y Rambo), le devuelva a una ceremonia de los Oscars, en la que además parte como favorito. Parece tenerlo todo a favor: pocas cosas le gustan más a la Academia que devolver al foco a actores/directores que parecían condenados al olvido. ¿Lo merece? Quizás no sea la mejor interpretación del año, pero es de justicia que el personaje de Rocky Balboa logre por fin el premio que perdió en el pasado. Homenaje a la vista.

creed-sylvester-stallone-golden-globes-nominations-2016

Ganará: Sylvester Stallone, por Creed: La leyenda de Rocky
Podría ganar: Mark Rylance, por El puente de los espías
Debería ganar: Mark Ruffalo, por Spotlight
Debería estar nominado: Benicio del Toro, por Sicario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s