Opinión

Gravity, Interstellar y Marte: historia de un fenómeno

Hollywood es una industria que se rige por un principio básico: si algo funciona, reutilizarlo y  exprimirlo hasta que el público diga basta. Los ejemplos son numerosos: de las adaptaciones Disney con actores de carne y hueso (Maléfica, Cenicienta, La bella y la bestia) a las últimas entregas de sagas divididas en dos partes, pasando por los remakes, reboots y demás proyectos que, con independencia de un resultado más o menos satisfactorio, denotan cierta falta de riesgo/originalidad por parte de los estudios y productoras. El estreno este año de Marte (The Martian), me ha llevado a preguntarme sí, tras los recientes éxitos de Gravity (Alfonso Cuarón, 2013) e Interstellar (Christopher Nolan, 2014), estamos asistiendo a una nueva ola de aventuras espaciales que triunfan en taquilla, y si este fenómeno puede englobarse dentro de la falta de originalidad que tanto se le viene criticando a la industria cinematográfica en los últimos tiempos.

Gravity-692019871-large

La primera pregunta la responden los datos: Gravity consiguió 723 millones de dólares de recaudación a nivel mundial, seguida de Interstellar con 675. Ambas estuvieron entre las cintas más taquilleras en sus respectivos años, y fueron muy bien recibidas tanto por la crítica (96 y 74 sobre 100 en Metacritic) como por el público (7.9 y 8.5 de nota en IMDb, respectivamente). Pero además, ambas culminaron su carrera con una fuerte presencia en los premios Oscars, mucho más destacada, eso sí, en el caso de la cinta de Cuarón (7 premios, incluyendo mejor director, de 10 nominaciones) que en el de la de Nolan (un premio, a los mejores efectos visuales, de 5 nominaciones). A pesar de los matices entre ambas, las dos cintas parecían indicar una tendencia que Marte ha confirmado este año. La cinta de Ridley Scott lleva 393 millones de dólares recaudados en algo menos de un mes, tiene un 81 sobre 100 en Metacritic y un 8.2 de nota en IMDb. Ante esta trayectoria ascendente, es muy posible que no falte a su cita en la próxima temporada de premios, en la que algunos de los gurús más importantes la sitúan como una de las favoritas a alzarse con el Oscar.

Interstellar-935617917-large

Sea como fuere, parece evidente que la temática espacial es un valor al alza en la industria hollywoodiense, lo que nos lleva a mi segunda pregunta, ¿es esto una prueba más de la escasa originalidad que se le achaca al cine comercial últimamente? Rotundamente no. Que los trajes y cohetes espaciales no nos impidan ver el fondo: a nivel visual, moral y narrativo, Gravity, Interstellar y Marte son películas muy diferentes. Como logro formal, el film de Cuarón marca un antes y un después en el cine de temática espacial, por su capacidad de utilizar el lenguaje cinematográfico para acercarnos a la sensación de ingravidez que vive su personaje protagonista. A nivel de profundidad, sin embargo, Interstellar es una cinta mucho más ambiciosa en su reflexión acerca de la relación del ser humano con el tiempo, así como en su construcción narrativa (metraje más largo, más personajes y una trama mucho más compleja). Por su parte, Marte difiere de las dos y encuentra su propio camino: lejos de la concepción formal de Cuarón y de las ínfulas trascendentales de Nolan, Scott apuesta por una cinta más convencional, con un tono más amable, pero no por ello menos efectiva e inteligente. Más allá de las preferencias de cada uno (aunque resulte difícil dejarlas a un lado), las tres son propuestas diferentes que, pese a utilizar la misma temática, la conciben y desarrollan de modos muy distintos.

Marte_The_Martian-389078144-large

Que viva, pues, el cine de viajes interplanetarios, mientras nos siga dando resultados tan dispares e interesantes. Aunque Hollywood, no nos engañemos, va a hacer todo lo posible porque lo aborrezcamos: en los próximos años llegarán, entre otras, las tres nuevas entregas de la saga Star Wars, los dos spin off que no forman parte de la saga pero están basados en su universo, el reencuentro de Tom Hanks y Robert Zemeckis (Naufrago, Forrest Gump) en un drama ambientado en la Luna, y una aventura espacial dirigida por Mortem Tyldum (The Imitation Game) y protagonizada por (y ya tardaba en unirse al fenómeno) Jennifer Lawrence. Tenemos tema para rato.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s