Críticas/Imprescindibles

Crítica, ‘La sal de la Tierra’

La_sal_de_la_Tierra-206561999-largeDirección y Guión: Wim Wenders, Juliano Ribeiro Salgado
Reparto: Documental, Sebastião Salgado.
País:  Francia
Año: 2014
Duración: 100 minutos

Sinopsis: Desde hace cuarenta años, el fotógrafo Sebastião Salgado recorre los continentes captando la mutación de la humanidad. Su hijo Juliano, quien le acompañó en sus últimas travesías, y Wim Wenders, también fotógrafo, comparten con nosotros su mirada acerca de su vida y su obra. [Fuente oficial: Festival de Cannes]

El pasado jueves día 18 de junio se inauguró en CaixaForum Zaragoza Génesis, el último proyecto del reconocido fotógrafo brasileño Sebastião Salgado. En este nuevo trabajo, sus instantáneas buscan la esencia del planeta en que vivimos a través de los paisajes, culturas y animales más recónditos y desconocidos por el ser humano. La muestra, que permanecerá en la ciudad hasta el mes de octubre, es además una oportunidad de oro para revisitar una de las joyas cinematográficas del pasado año: La sal de la Tierra, documental que aborda la carrera del citado fotógrafo a través de sus diversos trabajos. El film pasó injustamente inadvertido en su estreno en salas comerciales hace unos meses, pero la exposición nos brinda la oportunidad de recuperarla en una proyección que tendrá lugar el próximo 28 de junio en el salón de actos del propio museo.

la-salt-of-the-earth_91412252170

¿Por qué deberíamos dedicar una tarde de domingo a ver este documental? Porque La sal de la Tierra es mucho más que un documental. Es, en primer lugar, una forma inmejorable de descubrir (para quienes no la conozcan) o redescubrir (para los que la admiran de antemano) la impactante obra del fotógrafo brasileño. La fuerza que transmiten sus imágenes, potenciada por las dimensiones de una pantalla grande, es la materia prima indispensable sobre la que se construye todo el film. Por tanto, la contemplación de esas fotografías en una sala de cine supone ya de por sí toda una experiencia estética.

La-sal-de-la-tierra_1

Y por si el genio creador de Salgado no fuese suficiente, a éste hay que sumarle el de los dos (a falta de uno) directores de la cinta: su hijo, Juliano Ribeiro Salgado, que realiza el segundo largo de una prometedora carrera; y sobre todo Wim Wenders. El alemán, en su enésima confirmación como uno de los cineastas vivos más importantes del panorama internacional, da buena muestra de su maestría en el arte del documental. ¿Qué aporta la dirección de ambos (trataré de no atribuirle todo el mérito a Wenders) a la obra de Salgado? De forma tan sencilla como eficaz, optan por colocar al fotógrafo en una sala oscura para que sea él mismo el que explique sus imágenes conforme las va viendo. La voz y el rostro de Salgado (en primer plano, iluminado sobre fondo negro) funcionan de este modo como guías de excepción en el recorrido que realiza el espectador por todas las fotografías de la obra. Y así, combinando su faceta profesional con la personal, y su voz con sus imágenes, la cinta alumbra el perfil de un artista total: creador y ser humano, incansable en su proyecto estético y comprometido en su labor medioambiental.

la-sal-de-la-tierra3

Dolorosa por su crudeza, conmovedora por su mensaje, vibrante por su pulso narrativo y fascinante por su humanidad. Una película capaz de mostrar el poder autodestructivo del ser humano al mismo tiempo que elogia la belleza del planeta Tierra y nos reconcilia con nuestro lugar en él. Compleja, redentora y subyugante. Merece la pena.

Nota:
Captura de pantalla 2015-06-22 12.54.01

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s